La enfermería de salud comunitaria en Eslovenia

05/09/2022

La enfermería de salud comunitaria en Eslovenia es un componente importante del sistema de salud y opera como servicio independiente o unidad organizativa dentro de los 61 centros de atención primaria de salud en todo el país. Según el Instituto Nacional de Salud Pública, en 2017 trabajaban 716 enfermeras comunitarias, mientras que el cupo medio de personas por enfermera comunitaria era de 2.883. El concepto que subyace a la enfermería de salud comunitaria es el trabajo de campo en un distrito geográficamente definido que abarca la provisión de atención de salud familiar a los pacientes en todos los períodos de la vida. Se implementa en el domicilio del paciente, en los centros de atención primaria o en la comunidad, siendo las primeras en identificar los cambios sociales y responder a ellos de manera rápida y eficaz. Las enfermeras comunitarias se ocupan activamente del estado de salud de las personas en una zona sanitaria designado, desarrollan programas de promoción de la salud y, por lo tanto, fomentan que las personas a su cargo tomen las mejores decisiones para su propia salud y la de sus familias. La enfermería en salud comunitaria comprende las siguientes áreas de trabajo: visitas de salud a personas, familias y comunidades; prestar atención sanitaria a mujeres embarazadas, puerperio, recién nacidos y bebés en el hogar; y el cuidado de la salud de los pacientes en el hogar.

Los cambios demográficos, sociales y sanitarios impactan significativamente el trabajo de las enfermeras comunitarias. Teniendo en cuenta todos estos cambios, la enfermería de salud comunitaria debería haber sido mejorada hace una década en términos de contenido y personal y contar con una financiación sostenible. El Análisis del Sistema de Salud de Eslovenia de 2015 identificó la necesidad de ampliar y promover el alcance del trabajo de enfermería de salud comunitaria. La Resolución sobre el Plan Nacional de Salud 2016-2025 “Juntos por una Sociedad Saludable” establece que la clave para garantizar el acceso a una atención sanitaria de calidad para los grupos vulnerables de la población y para reducir las desigualdades en salud pasa por el desarrollo de la enfermería de salud comunitaria.[1]

¿Qué se ha hecho y qué se ha logrado?

En 2013 surgió la oportunidad de mejorar la enfermería de salud comunitaria y fortalecer el papel de las enfermeras comunitarias con el proyecto “Hacia una mejor salud y reducción de las desigualdades en salud” como parte del programa del Mecanismo Financiero Noruego. Implementado en tres entornos locales, este proyecto tuvo como objetivo mejorar los programas preventivos para niños, adolescentes y adultos, disminuir las desigualdades en la atención de la salud, asegurar que los grupos vulnerables estén incluidos en la atención de la salud preventiva y fortalecer la salud en la comunidad local. El proyecto mostró que muchos contenidos, herramientas y enfoques nuevos son efectivos en la enfermería de salud comunitaria. El proyecto piloto se completó en 2016. Después de evaluar y optimizar las soluciones probadas, se propuso extenderlo a otros 27 centros de atención primaria de salud y comunidades locales relacionadas. Con ese fin, Eslovenia recibió fondos del Programa Operativo de la Política de Cohesión Europea para 2014-2020. El proyecto “La actualización y desarrollo de programas de atención preventiva y su implementación en atención primaria de salud y comunidades locales” es administrado por el Ministerio de Salud. Tanto el Ministerio de Salud como el Instituto Nacional de Salud Pública brindan apoyo y orientación a las actividades del proyecto en los centros de atención primaria de salud, así como un seguimiento sustantivo del proyecto.[2]

El proyecto engloba varias actividades encaminadas a:

  • reforzar el papel de salud pública de los centros de atención primaria de salud, su papel activo en la prevención de enfermedades, la promoción de la salud y la reducción de las desigualdades en salud entre las personas del distrito en el que opera un centro de atención primaria de salud;
  • reducir la carga de enfermedades crónicas en niños, adolescentes y adultos;
  • incluir a las personas vulnerables en la atención preventiva; y
  • introducir el modelo de enfoque comunitario para promover la salud y reducir las desigualdades en salud en las comunidades locales.

Junto con los tres entornos piloto, estas actividades mejoradas de enfermería de salud comunitaria se están implementando en 30 de los 61 centros de atención primaria de salud. Desde 2021, estas actividades las llevan a cabo todas las enfermeras comunitarias y están financiadas por el Instituto de Seguros de Salud de Eslovenia.

Sus objetivos son:  

  • actualizar y armonizar las formas de actuación de la enfermería preventiva en salud y aumentarlas;
  • actualizar y armonizar lo que se incluye en los enfoques de enfermería de salud preventiva;
  • planificar la realización de enfermería de salud comunitaria preventiva programada;
  • garantizar también que los grupos vulnerables estén incluidos en la atención preventiva y reducir las desigualdades en salud; y
  • promover la salud en la comunidad local.

Con el propósito de implementar este proyecto, se organizaron cursos de capacitación donde se discutieron los detalles más importantes de las nuevas actividades. Se ha contratado nuevo personal pero, lamentablemente, la dotación de personal prevista sigue siendo insuficiente.

En el marco de la actualización de la enfermería de salud comunitaria, el proyecto lleva a cabo las siguientes acciones:

  1. Prestar atención domiciliaria a recién nacidos, bebés y puérperas según el programa mejorado.
  2. Establecer contacto con quienes no respondan a una invitación para un chequeo preventivo en un centro de medicina familiar; identificar el motivo de la falta de respuesta y tomar medidas basadas en el motivo identificado.
  3. Prestar servicios de asesoramiento en comunidades locales dirigidos a personas vulnerables.
  4. Elaborar análisis del distrito de trabajo y un plan de salud comunitaria preventiva

Aprendizajes y reflexiones

  • Las enfermeras comunitarias juegan un papel vital en las actividades integrales de salud preventiva interdisciplinaria para grupos vulnerables de la población.
  • Para pacientes incapaces de asistir a una institución de salud, las actividades preventivas en su entorno domiciliario pueden ser prestadas por enfermeras comunitarias, contribuyendo así a una mejor calidad de vida de la persona y su familia.
  • Las enfermeras comunitarias, como enfermeras implicadas con la atención familiar y comunitaria, consideran la imagen completa de la comunidad, el contexto cultural en el que vive una familia, así como las relaciones entre los miembros de la familia.
  • La orientación de la enfermería de salud comunitaria hacia el bienestar de la persona, la familia y la comunidad, especialmente los grupos vulnerables de la población, debe seguir siendo un elemento importante para garantizar la igualdad en el acceso a los servicios de salud.
  • Las enfermeras comunitarias deben ampliar, actualizar y profundizar constantemente sus conocimientos y así mantener de forma independiente su posición como expertas clave en el sistema de salud cuyo trabajo se realiza en los hogares de los pacientes. Es necesario introducir estudios de posgrado para quienes brindan enfermería de salud comunitaria lo antes posible, ya que eso respaldará una atención sanitaria de alta calidad en enfermería de salud comunitaria.
  • Los datos recopilados a través de los análisis de los distintos distritos de trabajo nos ayudará a crear una red eficiente de proveedores de enfermería de salud comunitaria que se sustentará en los siguientes criterios, además de las normas de dotación de personal: las necesidades de atención de la población en el área de enfermería de salud comunitaria, la estructura demográfica y epidemiológica de la población en distritos individuales, un índice de desarrollo para distritos individuales, el carácter rural y las condiciones especiales de las áreas demográficamente amenazadas y las áreas geográficamente remotas.
  • Al mejorar la enfermería de salud preventiva y realizar actividades adicionales, las enfermeras comunitarias ayudan activamente a reducir las desigualdades en salud, facilitan la integración de las personas vulnerables en la atención preventiva y promueven la salud en la comunidad local. Su fortaleza radica en su conocimiento excepcionalmente bueno de las personas que viven en su distrito, donde pueden identificar problemas sociales y de salud y también buscar soluciones a través de sus conexiones con la comunidad local y las organizaciones no gubernamentales. De este modo se establecen las condiciones para que una persona permanezca en su entorno familiar el mayor tiempo posible, a pesar de su edad, enfermedad o dolencia. Las enfermeras comunitarias son las coordinadoras de todo tipo de ayuda en el hogar y actúan como enlace entre una persona y su médico personal.
  • La cooperación interdisciplinar ha crecido gracias a las conexiones que se han fomentado, así como al trabajo en los grupos de expertos y equipos de coordinación establecidos en los centros de atención primaria durante el proyecto para apoyar la prevención integrada de enfermedades crónicas y reducir las desigualdades en salud.

Referencias

[1] Ministry of Health of Republic of Slovenia, 2016. Analysis of the Health System in Slovenia, Optimizing service delivery: Final report.

[2] Government Office for Development and European Cohesion Policy of the Republic of Slovenia, 2015. Operational Programme for the Implementation of the EU Cohesion Policy 2014–2020. https://www.eu-skladi.si/en/cohesion-by-2020-1/key-documents

donar suport a la prevenció integrada de malalties cròniques i reduir les desigualtats en salut.


skladi.si/en/cohesion-by-2020-1/key-documents

Foto de Martino Pietropoli

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.