Tres visiones, tres generaciones: Cristina Adroher

Economista de la salud y politóloga

Durante su etapa en la universidad, Cristina Adroher i Mas (Ribes de Freser, 1988) tuvo profesores referentes en la economía de la salud como Guillem López Casasnovas, Vicente Ortún o Jaume Puig-Junoy. Este entorno académico, junto con la trayectoria de sus padres, vinculados profesionalmente al ámbito de la atención primaria, hizo que al finalizar sus estudios se decantara por la planificación y la gestión sanitaria.

¿Qué te atrajo de la gestión?

Sabía que quería trabajar para mejorar la calidad de los servicios públicos y fortalecer el sistema sanitario, aplicando una gestión eficiente y basada en la evidencia. Los recursos de los que disponemos son finitos, y es necesario sacarles el máximo provecho para mejorar el bienestar de la ciudadanía

¿Todos los profesionales de la salud son conscientes de que acaban gestionando?

Los profesionales asistenciales a menudo ven la gestión como algo lejano. Por ejemplo, cuando una enfermera realiza un cuidado, está gestionando unos recursos, unos espacios, un tiempo y unas expectativas de la persona a la que atiende. Este es un punto que deberíamos ser capaces de revertir y poner en valor, ya que todos gestionamos. Hay que alinear bien los incentivos entre los diferentes profesionales y unidades de las organizaciones en torno a unos objetivos comunes.

Formas parte de los profesionales dedicados a la gestión que no superan los 40 años de edad. ¿Has topado con un techo de cristal para crecer profesionalmente?

Nunca me he sentido perjudicada por el hecho de ser mujer, he conseguido ir cambiando de posición dentro del sector de la salud y siempre he sentido que tenía mucho apoyo por parte de mis superiores. Ahora bien, es cierto que incluso en el sector de la salud, altamente feminizado, en los cargos de alta dirección la presencia de mujeres todavía es baja. Si bien en los cargos de mando intermedios están muy presentes, falta dar este paso hacia las posiciones de máxima responsabilidad.

¿Crees que falta relevo generacional en los cargos de gestión?

Sí, totalmente. Algunos estudios dicen que en los próximos 15 años se jubilarán más de la mitad de los directivos sanitarios. Los que nos estamos iniciando en el mundo de la gestión debemos recoger el legado y el conocimiento que nos deja esta generación tan fructífera, pero el relevo generacional no será fácil. A pesar de ser un mundo absolutamente apasionante, hay muy poca gente de mi edad que quiera dedicarse a la gestión sanitaria, pero, cuando entras, te atrapa.

Si pudieras escribir una carta a los Reyes, ¿cómo te gustaría que fuera la gestión sanitaria?

Creo que el sistema debería ser más flexible, favorecer la autonomía de gestión y dar más voz a los profesionales. Es necesario que la toma de decisiones se base en la evidencia de qué funciona y qué no, y que haya más transparencia y rendición de cuentas. Por parte de las organizaciones se debería transmitir de forma más clara la estrategia institucional e implicar más a los profesionales.

¿Qué crees que puede aportar la Societat Catalana de Gestió Sanitària?

Puede dar a conocer y poner en valor la figura del gestor sanitario y difundir el discurso de la importancia de la gestión. También puede ofrecer herramientas de apoyo para una buena gestión, a partir de espacios para compartir conocimiento, formación y buenas prácticas, e iniciar un programa de mentoría para promover el desarrollo de los jóvenes profesionales.

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.